“23 niños asesinados y 185 huérfanos víctimas de la violencia machista”.

Titulares, planas en los periódicos que se llenan de noticias, telediarios, cada vez que ocurre. Fotos de madres destrozadas en los entierros de sus hijos, flores, lazos negros y minutos de silencio a las puertas de los ayuntamientos. Pero… ¿Y luego?, ¿luego qué?. Luego nada.

Cada vez que leo o escucho un asesinato de esta índole, sea mujer o niño se me retuerce el alma, provocándome dolor, impotencia y rabia.

Me da miedo pensar en el siguiente pupitre vacío, en la foto de la siguiente madre en el entierro de su hijo, en habitaciones infantiles que ya nadie jugará, en juguetes que no se volverán a usar, en familias que no volverán a sonreír.

Me da mucho miedo pensar en la justicia, si será justa con el siguiente caso.

Me da mucho miedo pensar en la siguiente madre a las puertas de un juzgado suplicando protección para sus hijos.

Me da mucho miedo pensar en la cara del próximo asesino y en consecuencia guardarlo en mi memoria como una impotencia más.

Me da miedo que los niños asesinados se conviertan en números de estadísticas.

Pero lo que más miedo me da es pensar que la sociedad haya normalizado la violencia, esta violencia denominada de “género

”. Que seamos capaces de “acostumbrarnos” a este terrorismo y que llegue un día que ya no nos afecte.

“Colaterales” es un documental de no ficción sobre la violencia de género ejercida en menores de edad. Niños

huérfanos y asesinados víctimas de la violencia machista.

Es un proyecto de concienciación para la sociedad, para enseñar que detrás de esos números hay niños que tenían una vida por delante, una familia y muchos sueños rotos. En analizar en qué estamos fallando, porque con 52 mujeres y 8 niños asesinados solo en 2017 está claro que algo falla.

Este documental no va a acabar con la violencia de género, ojalá. Pero no va a ser así.

Es solo un granito de arena de una gran montaña que tenemos que construir entre todos. Y muchos “poquitos” al final hacen un “mucho”.

Quiero agradecer a todos y cada uno que están colaborando en el documental; patrocinadores, profesionales, equipo. A mi socio, por todas las noches que nos hemos quedado sin dormir sacando este proyecto adelante y por todas las lágrimas que me ha secado en toda la trayectoria de este documental. A mis hijos; Aleix, Chloé y Martín que me hacen querer empujar ese granito de arena con más fuerza. Pero sobre todo quiero dar las gracias a todas aquellas madres que se están sentando delante de nuestras cámaras a contarnos su historia desde el dolor más profundo, desde un daño irreparable con un único fin: Que tú como espectador te conciencies y nos ayudes con tu granito de arena para hacer la montaña que tenemos pendiente.

 

Seguimos trabajando.

Gracias por leernos.

Sara Williams.

Productora y directora de “Colaterales”.