Hola Pescaíto.

La bruja mala del cuento dejó de ser ficción para convertirse en realidad, cruzándose en tu camino.
La bruja mala no llevaba una capa negra, ni le faltaban dientes, ni tenía berrugas en la nariz. Se compró un disfraz de “persona”, engañó a papá, a mamá, a tus abuelos y quizás a todo vuestro entorno.

Pero sé, en el fondo de mi corazón, que sabías que era una bruja, y que a ti nunca te engañó del todo, ya lo dijiste alguna vez; “ojalá que cuando se vaya a Republica Dominicana no vuelva más”.

Ojalá ese día no te hubieras subido a ese maldito coche, ojalá estuvieras hablando con tus amigos de toda la cantidad de clases de peces que conoces, que tu mamá pudiera estar contándote un cuento, que pudieras estar prepárandote tu mochila para ir al cole mañana, ojalá pudieras volver a sonreír con esa cara de ratoncillo que te caracterizaba. Que pudieras seguir destacando en el cole para el día de mañana ser biólogo marino. Pero eso no pasará.

¿Pero sabes una cosa? Has puesto a España del revés. Tendrías que haber visto a toda esa gente buscándote, cientos y cientos de personas rebuscando en pozos, en campos y apoyando a tus papás en todo momento. Tendrías que haber visto como España entera se ha llenado de peces.
Tendrías que haber visto a tu mamá dando clases de humanidad, tendrías que haberla visto con tu bufanda, alzando la voz siempre con un “pescaíto” en imagen, buscándote sin cesar, “aguantando” su sospecha hasta el último momento para que se te hiciera justicia y no estropear un operativo estupendo que ha hecho la guardia civil.

Espero que tu partida sirva para que la justicia de este país empiece a escuchar a los niños, que para que cuando haya la mínima sospecha se pueda actuar sin que la justicia ponga mil y un impedimentos.
Que los niños se puedan sentar delante de un juez a decir lo que sienten y sobre todo QUE PUEDAN ESCOGER DONDE QUIEREN ESTAR Y DONDE NO QUIEREN IR.
Que de una puñetera vez este país escuche a los niños y que de una puñetera vez se les proteja.

No te puedo quitar de la cabeza Gabriel.
Cuando pasan estas cosas quiero pensar que hay algo más después, no estoy segura si lo hay, pero ahora mismo quiero creerlo con todas mis fuerzas, y si es así te espera gente maravillosa al otro lado que tuvieron que partir de forma injusta, como tú.
Quiero pensar que hay otro “lado” donde están Maia, Amets y Sara, Ruth y Jose, Miriam, Pablo, Lorena, Andrea. Quiero pensar que jugaréis todos juntos y que ya hayas podido enseñar todas las clases de peces que conoces.
Que juguéis mucho y seáis felices en ese otro “lado”.

Quiero pensar que hay otro lado donde Mónica Berlanás podrá cuidarte junto a Diana Quer y las 900 mujeres que han sido asesinadas por violencia de género. Porque al final todo es el maldito género.

No podré evitar acordarme de ti cada vez que vea un pez o cuando vuelva a ver “Buscando a nemo” con mi hija de 4 años.
Hoy ya no puedo escribir más, porque hay cosas que no puedo escribirlas y tengo que contenerme.

Eres muy grande pescaíto.

#TodossomosGabriel

 

Sara Williams.

Productora y directora de “COLATERALES”.

Please follow and like us: