La violencia de género es según denomina la ley, la violencia ejercida sobre las mujeres por el simple hecho de serlo. Esta violencia se produce en la mayoría de los casos dentro del núcleo familiar, escondiéndose de este modo de la opinión social de miembros cercanos de una misma comunidad, pero los niños están dentro de ese núcleo familiar y la ven y viven dentro de su percepción como un hábito.

Este tipo de actos violentos, ya sean psicológicos o físicos dejan marcados a los niños en muchos factores de su evolución, desarrollo e incluso educación.

Las alteraciones más frecuentes en los niños son: física, emocional, cognitiva, conductual y social:

Problemas físicos:

  • Retardo en el crecimiento.
  • Dificultad o problemas del sueño.
  • Dificultad o problemas en la alimentación.
  • Regresiones.
  • Menor habilidad motora.
  • Síntomas psicosomáticos (eczemas, asma, etc.)
  • Inapetencia, anorexia.

Problemas emocionales:

  • Ansiedad.
  • Ira.
  • Depresión.
  • Aislamiento.
  • Baja autoestima.
  • Estrés post-traumático.

Problemas cognitivos:

  • Retraso en el lenguaje.
  • Retraso del desarrollo.
  • Retraso escolar (rendimiento).

Problemas de conducta:

  • Agresión.
  • Crueldad con animales.
  • Rabietas.
  • Desinhibiciones.
  • Inmadurez.
  • Novillos.
  • Delincuencia.
  • Déficit de atención.
  • Hiperactividad.
  • Toxodependencias.

Problemas sociales:

  • Escasas habilidades sociales.
  • Introspección o retraimiento.
  • Rechazo.
  • Falta de empatía/Agresividad/Conducta desafiante.
Please follow and like us: